Respiración tántrica – Ejercicios tantra para la respiración y la relajación

La respiración es la base de cualquier práctica tántrica, cualquier práctica de meditación, cualquier práctica de yoga. La conexión consciente con la respiración (darse cuenta de cómo estás respirando y dónde estás respirando en tu cuerpo) es como un cambio automático para que el sistema nervioso se relaje y reduzca la velocidad. Solo tómese un momento para darse cuenta de su aliento: ¿es superficial y está en su pecho, quizás incluso estaba aguantando la respiración sin darse cuenta? ¿Se siente apretado o abierto el pecho, están encorvados los hombros y la espalda?

Cuanto más profundo respiramos, más profundos nos sentimos. Si su respiración está restringida, su capacidad para sentir su cuerpo es limitada. La mayoría de los clientes que veo vienen a mí con esta desconexión de su aliento. Existiendo en un estado de "lucha o huida" en el cuerpo, su respiración se restringe a la necesidad absoluta más baja para la función básica y la supervivencia. El cuerpo está caminando en un perpetuo estado de desconexión de las sensaciones placenteras, sutiles o suaves, pero también bloquea las señales de daño o angustia "dolorosas".

Si observa a un bebé o un niño pequeño respirar, notará que su abdomen se expande y retrae cuando respira y exhala. Habrá apenas movimiento del tórax superior y la acción será suave, a menudo con una pequeña pausa entre respiraciones. Los patrones habituales negativos se desarrollan en nuestros cuerpos desde una edad muy temprana. Sentados en sillas en los pupitres de la escuela, sentados frente al televisor y adaptados inconscientemente a patrones de movimiento ineficaces, todos contribuyen a la mala postura y al uso limitado del diafragma durante la respiración. Emocionalmente, nuestros cuerpos aprenden a cerrar y quedarse callados en situaciones "inseguras" o estresantes; nuestros hombros caen hacia adentro, nuestra parte superior de la espalda se encorva y nuestra respiración se vuelve superficial para protegernos de los sentimientos dolorosos. Aprendemos a no ocupar demasiado espacio, a no llamar la atención sobre nosotros mismos, literalmente usar todo el aire que podamos. Veo esto en los patrones de respiración de mis clientes, en su postura corporal y también en su forma de hablar: las voces son fuertes y provienen de la garganta, en lugar de ser sostenidas por el abdomen.

¿Alguna vez has notado cómo tu voz se vuelve restringida o tensa cuando te sientes emocional, asustado, enojado, herido o triste? En estos tiempos, nos aislamos del cuerpo, respirando de manera corta y superficial para que la emoción no nos abrume.

Relaja tu mente, abriendo tu cuerpo ...

Nuestra respiración es única: es la única función que se puede realizar de manera consciente e inconsciente, y puede ser completamente voluntaria o involuntaria. La respiración es el puente entre la mente y el cuerpo, la conexión entre la conciencia y la inconsciencia. Es la clave para la salud y el bienestar, una función que podemos aprender a regular y desarrollar para mejorar nuestro bienestar físico, mental y espiritual ( Weil, 2012 ).

Cuando comienzas a conectarte conscientemente con tu respiración y respiras más despacio y más profundo, reclutando el diafragma y expandiéndolo desde el vientre en lugar de contraer músculos en el cuello y las costillas superiores, puedes cambiar tu actividad cerebral de ondas Beta funcionales a la más relajada Alpha  . Cuando combinamos esto con un toque suave y sensual y la conexión a nuestra energía sexual durante una sesión de masaje tántrico, los pensamientos parlanchines de la mente tienden a calmarse y comenzamos a escuchar y sentir los sonidos más silenciosos y más sutiles del cuerpo.

A menudo les digo a mis clientes que estas sensaciones no son 'nuevas'; estuvieron allí todo el tiempo, y disminuyendo la respiración, haciéndose más presentes en el cuerpo y en el momento, simplemente borran parte del "ruido " que les impedía experimentar. Ser capaz de volver a este estado más abierto y receptivo durante el sexo, la masturbación y la intimidad con una pareja, al practicar esta respiración más profunda, puede crear estados profundos de conexión y más experiencias orgásmicas de cuerpo completo.

Ejercicio de respiración básico

Esta es una expansión de un ejercicio de respiración muy simple que uso con mis clientes al comienzo de una sesión. Atrae la atención hacia el único punto focal de la respiración, alejándose de la distracción de la mente, y da un ancla al cual regresar cuando la mente (inevitablemente) regresa a la deriva.

Puedes hacer esto tumbado (lo mejor es tu espalda, con las manos apoyadas sobre tu vientre), o puedes sentarte con la espalda apoyada contra la pared. Cierre suavemente los ojos y permita que su atención se asiente en el movimiento de su inhalación y su exhalación. Observe cómo las fosas nasales se inflaman un poco al inhalar, y la sensación del aire que fluye sobre su labio superior al exhalar.

Permita que la exhalación sea un poco más larga que la inhalación: respire por la nariz durante 4 segundos, intente dejar que las manos de su vientre suban mientras respira profundamente en el cuerpo, luego exhale por la boca durante 8 segundos.

Deje que TODO su aliento abandone su cuerpo, puede crear un sonido desde su garganta hacia el final, eso es bueno.

Permita que su mandíbula se ablande, sienta un pequeño espacio entre sus dientes.

No hay nada más que necesites hacer. Simplemente permita que la respiración se mueva hacia dentro y hacia fuera con la misma cantidad de tiempo, inhalando para que su barriga se eleve y exhale hasta que se acabe.

Pruebe esto por 5-10 minutos cada día como una práctica enfocada y puede descubrir que comienza a sentir su cuerpo de una manera diferente. Puede comenzar a notar sensaciones "nuevas" o más sutiles, encontrando que es más fácil permitir que sus músculos se ablanden y liberen la tensión. Es posible que experimente burbujas de emoción en su cuerpo sin razón aparente.

¡Eso es realmente normal!

Solo quédate con la respiración y deja que todo lo que surja esté allí. También puede notar que se vuelve más consciente de su aliento en el resto de su vida cotidiana. Cuando se sienta ansioso o estresado, simplemente observe cómo y dónde está respirando, luego intente volver a la práctica de llenar el vientre y exhalar un poco más de tiempo que lo que inhala.

Y recuerda, la respiración sucede ya sea que te centres en ella o no. Eso es lo maravilloso de eso, siempre está ahí. Si lo concibes regularmente, al final crearás mejores patrones y hábitos para apoyarte en sumergirte más profundamente en tu cuerpo, formando una base sólida y estable desde la cual explorar tu potencial y tu capacidad de sensación, placer y energía.

 

1. Respiración tántrica lenta y prolongada

Al inhalar puedes echar hacia atrás tu cabeza, para que te distiendas y elimines las tensiones. Esta respiración te ayudará a estar más receptivo y conectado l. Por otro lado, puedes realizar respiraciones lentas y prolongadas cuando suba mucho tu nivel de excitación y necesites bajarlo un poco (o bastante). Esta respiración es efectiva para bajar la excitación y controlar la eyaculación. También la puedes utilizar si te sientes con ansiedad o estrés y quieres conectarte más con el erotismo y el placer del masaje tántrico.

2. Respiración tántrica rápida

Este tipo de respiración aumenta el nivel de excitación. La puedes usar si necesitas más “combustible” durante la sesión de masaje. También se utiliza para facilitar el orgasmo, en particular, el orgasmo femenino. Realiza la siguiente secuencia respiratoria si necesites darte un impulso adicional cuando estés a punto de alcanzar el orgasmo: haz 15 respiraciones rápidas y superficiales y luego una respiración abdominal profunda.

Repite la secuencia si es necesario.

3. Respiración tántrica larga

Estas respiraciones profundas deben provenir del abdomen. Las puedes utilizar para sostener las sensaciones orgásmicas, ya se trate de pequeñas o grandes olas de placer, o para expandir por todo el cuerpo la sensación de un inmenso estallido al momento del orgasmo. Este tipo de respiración es muy efectiva para hombres y mujeres. Requiere que al momento del orgasmo te conviertas también en un observador de tu propia experiencia de placer. Esta consciencia de ti mismo transformará la experiencia del masaje tántrico en un estado de gozo y éxtasis ilimitados.

respiracion tantrica

Masajes tantra

Beneficios de los masajes tantra

Controlar eyaculación desde el tantra

 
Language »